Semana Santa en San Pedro. Un nuevo agravio comparativo.