San Pedro Alcántara y La Campana, cada día más ciudad dormitorio