OSP denuncia que el elevado coste de la licitación de la grúa municipal lo terminarán pagando los ciudadanos