Las firmas de los ciudadanos y la presión de OSP han conseguido la bajada del IBI