La Plaza Vista Alegre y el edificio de Antigüedades, abandonados a su suerte