El PP vuelve a hacer alarde de su falta de transparencia rechazando una auditoria externa del Ayuntamiento