Carnaval en San Pedro. Un nuevo despropósito del PP